REALIZAN MUESTRA EN HOMENAJE A LA ARTISTA GRACIELA SACCO


Buenos Aires, 25 de febrero (Télam)


Una muestra en homenaje a la artista Graciela Sacco, fallecida el 5 de noviembre de 2017, que reúne algunas de sus obras más destacadas y material inédito, será inaugurada el 9 de marzo en el Centro de Arte Contemporáneo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

Bajo el nombre de Preguntas, la exposición ofrecerá un recorrido por las obras más célebres de la artista nacida en Rosario en 1956, al tiempo que mostrará al público piezas de su producción más reciente con el objetivo de mostrar los caminos por los que transitaba su proyecto creador, sostienen desde el museo.

Curada por Diana Wechsler y Fernando Farina, la muestra también incluirá material nunca antes exhibido de la prolífica artista, quien trabajó en diversas disciplinas, como a fotografía, la serigrafía, la heliografía, el video y la instalación.

Wechsler explicó que la muestra fue pensada a partir de las preguntas de Sacco porque en su obra siempre late una pregunta que interpela a quien la ve, a quien la experimenta de forma ineludible porque también es ineludible seguir preguntándonos con ella: ¿Quién fue? ¿Quién es el otro? ¿Cómo se construye el nosotros? ¿Dónde está el afuera y dónde el adentro?.

La obra de Sacco está profundamente marcada por la reflexión, sobre todo en torno a la violencia política y social; en tanto que en el plano estético, la mayoría de sus trabajos están relacionados con la luz y la gráfica así como también por el particular modo en el que sus obras se valen del uso de diferentes procesos fotosensibles.

Palabras será inaugurada a las 13 del 9 de marzo y se podrá visitar en el Centro de Arte Contemporáneo, en la Sede Hotel de Inmigrantes, ubicado en avenida Antártida Argentina entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebus.

Ali Kazma inaugura Lugares subterráneos en MUNTREF Centro de Arte Contemporáneo


Jeu de Paume y el MUNTREF inauguran la exposición del artista turco Ali Kazma, el 29 de junio a las 13:00 hs.


Lugares subterráneos, de Ali Kazma, considerado uno de los artistas plásticos más estimulantes de la escena turca, con curaduría de la francesa Pia Viewing, será inaugurada dentro del 14º Encuentro SurGlobal, y como parte de la colaboración entre la galería Jeu de Paume de Francia y MUNTREF de Argentina. Kazma, quien suele viajar por el mundo trabajando fundamentalmente con fotografía y videos que interrogan el sentido de la actividad humana y los medios de producción así como la relación del hombre con la naturaleza, la vida y la muerte, trae a Buenos Aires una muestra de su obra realizada desde el 2006 hasta la fecha.

Auténticos y potenteslos 15 vídeos que forman parte de Lugares subterráneos, entre los que figuran, Maestro relojero, Caligrafía, Taxidermista, Bóveda y Pasado,tienen un impacto visual muy fuerte logrado entre diez y doce minutos de filmación.

Para los argentinos será singularmente interesante Casa de letras que registra la relación e intimidad entre libros y el lugar donde vivió el escritor Alberto Manguel en el sur de Francia. Manguel actual director de la Biblioteca Nacional sostendrá una charla con Kazma, el 28 junio a las 18.30 en el Auditorio Rectorado Juncal 1319en la que ambos recordarán particularidades del trabajo que los unió en el año 2015.

Bien recibido en las Bienales de Venecia, Estambul, Sao Paulo, Lyon y La Habana, el artista, que nació y vive en Estambul, recibió el premio Nam June Paik, uno de los más prestigiosos del mundo para creadores que a través de soportes digitales asumen riesgos y cruzan fronteras culturales.

La exposición podrá versede martes a domingos de 11:00 a 19.00 horas en Av. Antártida Argentina (entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebus). Entrada por Apostadero Naval, Dársena Norte.Entrada gratuita.

Esta exhibición ha sido organizada por el Jeu de Paume de París en colaboración con MUNTREF Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero para su presentación en Buenos Aires.

HUGO AVETA



Esta obra de Aveta, que forma parte de la colección de MUNTREF, se presenta como una invitación a leer la historia. Se trata de una videoinstalación en la que se observa un contrapunto entre la materia como ruina y la imagen como testigo de una acción. Construye un hombre de arcilla que luego demuele a golpes.

Ese cuerpo registra las marcas que remiten a las fatalidades naturales, políticas y sociales a las que el hombre se ve sometido. El video de la acción se muestra en contrapunto con los restos de esta, testigos de la tragedia, aunque deja abierta la posibilidad de una reconstrucción desde esas ruinas que alumbrarán a un hombre nuevo dentro de un proyecto nuevo. Este trabajo propone una relectura de la historia poniendo el acento en el sujeto anónimo, en esos silenciosos actores capaces de alumbrar nuevos futuros.

Porque las imágenes toman posición –como afirmara Geoges Didi-Huberman– y también sobreviven, resisten, Aveta elige pensar con la materialidad de sus obras y la gestualidad de su práctica para poner en común diferentes dimensiones que convergen a la hora de dar voz a aquellas situaciones que se hacen invisibles - quizás por su recurrencia- en nuestro día a día y poner en escena aquello que se nos escapa: la intensidad de experiencias de esferas diversas que conviven -en simultáneo- en este presente continuo que el trabajo de Aveta convoca.

Diana B. Wechsler

Graciela Sacco

Obra

--

--

--

PREGUNTÁNDONOS CON GRACIELA SACCO

Compartíamos muchas cosas, percepciones, intuiciones, experiencias, proyectos y, con ellos, la premisa que anima nuestro trabajo, la de pensar con imágenes. Graciela la llevaba a cabo desde su práctica artística: los datos visuales procedían de la cotidianidad, funcionaban como disparadores y referentes, muchas veces, de trabajos en los que la realidad se presenta, a la vez, de manera fantasmal y provocadora para invocar una reacción, invitar a una reflexión, instalar preguntas.

¿Quién fue?, ¿A dónde va la furia? son algunas de las últimas cuestiones que situó con su trabajo activando sitios dentro del territorio BIENALSUR, durante la saga que llevamos adelante en 2017, en la que su obra-pregunta interpeló públicos tan distantes como los de Tucumán, Sorocaba, Salta, Guayaquil, Valdivia y La Paz, o sus Bocanadas (en forma de videoinstalación) se situaron para reclamar respuestas ante los públicos de San Pablo y Lima mientras seguían viaje (en el formato de cartel, como aquellos que invadieron las calles en los noventa) entre las Sublevaciones (ensayo curatorial de Georges Didi- Huberman), que se habían mostrado en París, Barcelona y Buenos Aires, y siguieron su derrotero en San Pablo para continuar su acción ahora en México.

La intensidad de la presencia de su obra la sitúa como un trabajo necesario, con el que es posible pensar tanto en su puesta en diálogo con los proyectos de otros artistas como en su acción contundente en los espacios urbanos y de exhibición. Entre las realidades sociales que miró y a las que buscó dar voz –y poner en imágenes–, su trabajo estuvo particularmente implicado en los tránsitos, las migraciones, los exilios. En este sentido, muchos lugares estimularon su deseo de obra: calles, estaciones, aeropuertos, el Hotel de Inmigrantes. Fue aquí, en este antiguo espacio bisagra (por la frustración del abandono de los proyectos en el lugar de origen y el anhelo de prosperidad en este nuevo sitio de acogida), donde pensamos la que se convertiría en el ensayo curatorial sitio específico que presentó su obra de manera integral ante el público de Buenos Aires, primero (2014), y de Bogotá (al año siguiente).

Paradójico siempre, el título de la muestra fue Nada está donde se cree. En ella, el antiguo Hotel de Inmigrantes –donde el MUNTREF desarrolla el Museo de la Inmigración y el Centro de Arte Contemporáneo– se convirtió en el soporte y espacio a moldear con su obra. Desde la empalizada que, en el atrio, ocultaba la construcción del ascensor, que revistió de Bocanadas, hasta el remate del extenso corredor del tercer piso, por el que transitaron inquietos durante varios meses los pasajeros-sombra de T4, pasando por las escaleras y ventanas desde las que silenciosamente fuimos observados por sus interferencias y las salas, el corredor y el crucero donde instalamos un recorrido intenso en el que las obras históricas se reactivaban en el espacio estableciendo otras narrativas en la sucesión de un tramo a otro y en el encuentro con trabajos nuevos como Fueron al norte para llegar al sur, aquel experimento cinético que, con ilusión, trajo en una maqueta a nuestro equipo y que al cabo de unos días llevamos a escala y se convirtió en la obra que hoy está –quizás como recuerdo de la fragilidad de la experiencia vital– en uno de playones verdes de Puerto Madero.

Hacer esta muestra hoy supone no contar con sus comentarios en ese diálogo continuo que nos gustaba mantener. Si la muestra de 2014 fue el resultado de la convergencia de dos modos de pensar con imágenes y del placer de confluir en ese rico intercambio y el juego de apropiación del sitio con el que tantas veces Graciela había soñado, esta exposición de 2018 está centrada en lo que su trabajo sigue diciéndonos y las preguntas que aún seguimos haciéndonos con él. Por todo esto, y a modo de homenaje, ensayaré ahora un juego al que llegué intuitivamente y que a Graciela solía gustarle mucho: el de escribir el relato de la muestra a partir de los títulos de su obra.

Cualquier salida puede ser un encierro, paradójica afirmación elegida para entrar a la muestra, coloca rápidamente al espectador en el lugar de la incertidumbre. Hacer ese trabajo transitable fue una de las experiencias que llevamos a cabo juntas en la muestra de 2014 y verificamos que el desconcierto que ella esperaba crecía al imponerse como lugar de pasaje del que no se sale tal como se ha entrado. Entrar ahora por Cualquier salida… y ser recibido por la imagen de Graciela que nos dispara con su cámara en tres de las heliografías de Cuerpo a cuerpo nos sitúa de inmediato en clima: no se trata de una experiencia complaciente; por eso, frente a ella en su imagen de los noventa, los últimos trabajos: ¿A dónde va la furia? y Piel de memoria, ambas series iniciadas en 2016 y que no habían sido mostradas aún en Buenos Aires. Las Sombras del norte y del sur, leves, inmateriales, remiten al combate perpetuo que sostuvo con su práctica artística preguntándose y preguntándonos una y otra vez, en cada uno de sus proyectos, ¿Quién fue?, señalando en cada intervención la reflexión acerca de dónde venimos y hacia dónde vamos y contribuyendo a hacer del sitio un lugar para el pensamiento, que es el propósito en cada una de las muestras que presentamos en el MUNTREF: aquí, ahora, con Graciela Sacco, una vez más, pensando juntas, más allá y a pesar de todo, siempre.

Ali Kazma

Obra

--

--

--

Videos

--

--

--

--

Ali Kazma inaugura Lugares subterráneos en MUNTREF Centro de Arte Contemporáneo


Jeu de Paume y el MUNTREF inauguran la exposición del artista turco Ali Kazma, el 29 de junio a las 13:00 hs.

Lugares subterráneos, de Ali Kazma, considerado uno de los artistas plásticos más estimulantes de la escena turca, con curaduría de la francesa Pia Viewing, será inaugurada dentro del 14º Encuentro SurGlobal, y como parte de la colaboración entre la galería Jeu de Paume de Francia y MUNTREF de Argentina. Kazma, quien suele viajar por el mundo trabajando fundamentalmente con fotografía y videos que interrogan el sentido de la actividad humana y los medios de producción así como la relación del hombre con la naturaleza, la vida y la muerte, trae a Buenos Aires una muestra de su obra realizada desde el 2006 hasta la fecha.

Auténticos y potenteslos 15 vídeos que forman parte de Lugares subterráneos, entre los que figuran, Maestro relojero, Caligrafía, Taxidermista, Bóveda y Pasado,tienen un impacto visual muy fuerte logrado entre diez y doce minutos de filmación.

Para los argentinos será singularmente interesante Casa de letras que registra la relación e intimidad entre libros y el lugar donde vivió el escritor Alberto Manguel en el sur de Francia. Manguel actual director de la Biblioteca Nacional sostendrá una charla con Kazma, el 28 junio a las 18.30 en el Auditorio Rectorado Juncal 1319en la que ambos recordarán particularidades del trabajo que los unió en el año 2015.

Bien recibido en las Bienales de Venecia, Estambul, Sao Paulo, Lyon y La Habana, el artista, que nació y vive en Estambul, recibió el premio Nam June Paik, uno de los más prestigiosos del mundo para creadores que a través de soportes digitales asumen riesgos y cruzan fronteras culturales.

La exposición podrá versede martes a domingos de 11:00 a 19.00 horas en Av. Antártida Argentina (entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebus). Entrada por Apostadero Naval, Dársena Norte.Entrada gratuita.

Esta exhibición ha sido organizada por el Jeu de Paume de París en colaboración con MUNTREF Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero para su presentación en Buenos Aires.

Hugo Aveta

Obra

Hugo Aveta

Esta obra de Aveta, que forma parte de la colección de MUNTREF, se presenta como una invitación a leer la historia. Se trata de una videoinstalación en la que se observa un contrapunto entre la materia como ruina y la imagen como testigo de una acción. Construye un hombre de arcilla que luego demuele a golpes.

Ese cuerpo registra las marcas que remiten a las fatalidades naturales, políticas y sociales a las que el hombre se ve sometido. El video de la acción se muestra en contrapunto con los restos de esta, testigos de la tragedia, aunque deja abierta la posibilidad de una reconstrucción desde esas ruinas que alumbrarán a un hombre nuevo dentro de un proyecto nuevo. Este trabajo propone una relectura de la historia poniendo el acento en el sujeto anónimo, en esos silenciosos actores capaces de alumbrar nuevos futuros.

Porque las imágenes toman posición –como afirmara Geoges Didi-Huberman– y también sobreviven, resisten, Aveta elige pensar con la materialidad de sus obras y la gestualidad de su práctica para poner en común diferentes dimensiones que convergen a la hora de dar voz a aquellas situaciones que se hacen invisibles - quizás por su recurrencia- en nuestro día a día y poner en escena aquello que se nos escapa: la intensidad de experiencias de esferas diversas que conviven -en simultáneo- en este presente continuo que el trabajo de Aveta convoca.

Ubicación

MUNTREF CENTRO DE ARTE CONTEMPORÁNEO
SEDE HOTEL DE INMIGRANTES

Av. Antártida Argentina (entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebus). Entrada por Apostadero Naval, Dársena Norte.

Visitas para público general

Martes a viernes 17:00 hs.

Sábados y domingos 15:00 y 17:00 hs.

ENTRADA GRATUITA

CÓMO LLEGAR

FF.CC. San Martín, Estación Retiro. FF.CC. Mitre, Estación Retiro. FF.CC. Belgrano Norte, Estación Retiro. SUBTE: Línea C, Estación Retiro.

Líneas de Colectivos

5, 6, 7, 9, 20, 22, 23, 26, 28, 33, 45, 50, 56, 70, 75, 91, 92, 100, 101, 106, 108, 115, 126, 129, 132, 143, 150, 195.












Prensa

Palabras

Leedor

Clarín online

Perfil