Gala González: “Hay cosas que solucionar y yo me paro allí donde surgen las necesidades"

Gala es alumna de la carrera de Artes Electrónicas y descubrió la vocación de relacionar el arte con las problemáticas sociales cursando la licenciatura en la UNTREF.

23-08-2017

El cruce entre arte, ciencia y tecnología es una realidad inevitable y la educación de esta naciente clase de artistas tiene un lugar preponderante en la universidad.

“Mi vida tiene que ver con esta vocación de vincular el arte con lo social para transformar los niveles de conciencia culturales”, expresó Gala González, estudiante de la Licenciatura en Artes Electrónicas.

Con una mirada social sobre la tecnología y el arte, reconoció que le costó encontrar una institución que contenga una carrera consolidada, donde las nuevas tecnologías fueran un actor central. “Cuando vi el programa de Artes Electrónicas me puse a llorar porque es exactamente lo que necesitaba”, señaló.

Gala se especializó en arte terapia y en el trabajo cotidiano en clínicas se dio cuenta que en el contacto de los niños con la tecnología existe un gran potencial a ser descubierto sobre estas nuevas herramientas. Entonces recurrió a la investigación para poder validarlo.

Como estudiante participó de la muestra de Intercambios Transorgánicos que tuvo lugar en el MUNTREF Arte y Ciencia en Tecnópolis. Un proyecto en el cual los alumnos desarrollan interfaces interactivas pensadas para ser incluidas en el ámbito de la neurorrehabilitación, la prevención en salud y en distintas situaciones del campo de la educación.

La Licenciatura en Artes Electrónicas es una carrera que se desarrolla en un contexto interdisciplinario que vincula las artes, las ciencias y las tecnologías en tanto su historia, conceptos, metodologías, procesos y herramientas.

A propósito del motivo que la impulsó a elegir la carrera, la estudiante reconoció que siempre estuvo vinculada al arte y encontró en las nuevas tecnologías un campo en pleno crecimiento. "Mi interés tiene que ver con el potencial que me di cuenta que albergan las nuevas tecnologías y lo vinculado que puede llegar a estar este lenguaje artístico con un modelo de trabajo y de creación vinculado al futuro", comentó.

 "Lo que más me interesa de este ámbito es el trabajo colaborativo".

La carrera se orienta hacia diferentes perfiles formativos con fuerte impronta artística y cuenta una salida laboral diversa que va desde la producción artística sonovisual, académica, investigación, tecnociencia, el manejo de tecnologías destinadas a la producción audiovisual en el ámbito publicitario y el montaje de espectáculos. "El arte es históricamente algo no funcional y tengo una vocación social porque tengo intención de aportar a ciertas transformaciones, hay cosas que solucionar y yo me paro allí donde surgen las necesidades", señaló Gala.

La combinación entre arte y tecnología es cada vez más estrecha y desde el ámbito universitario existen programas que contemplan los nuevos contextos en plena era digital.