Diana Wechsler: "BIENALSUR es un proyecto multipolar"

En pocos días se pondrá en marcha el evento cultural que conecta en simultáneo obras de más de 300 artistas y curadores en 32 ciudades del mundo. Conocé los detalles de esta iniciativa internacional.

23-08-2017

En pocos días se inaugurará la primera Bienal de Arte Contemporáneo de América del Sur, en la que participan artistas de más de 30 ciudades. Se trata de BIENALSUR, la exposición internacional que se viene desarrollando desde 2016. 

Diana Wechsler es la directora artístico-académica del proyecto y en comunicación con Estación UNTREF expresó: "BIENALSUR es un proyecto multipolar que no tiene un único centro".

La exposición concentrará sus exhibiciones entre septiembre y diciembre de 2017, tomando como espacio de exhibición el territorio sudamericano y haciendo foco en el proceso de creación artístico e intelectual. 

A través del arte contemporáneo, el evento conectará en simultáneo a 32 ciudades de 16 países del mundo y reunirá a más de 350 artistas y curadores de los cinco continentes. Las exposiciones se realizarán en diferentes museos, centros culturales, edificios y zonas emblema del espacio público. 

"Es un proceso que está destinado a encontrar un nuevo formato en el diálogo entre los distintos actores de la escena artística contemporánea", señaló Wechsler.

Esta Bienal propone un extenso territorio construido a partir del posicionamiento en un “Sur Global”, con el objetivo de generar una red de colaboración asociativa institucional que elimine distancias y fronteras, y reivindique la singularidad en la diversidad.

Más del 95% de las obras que forman parte de este proyecto fueron seleccionadas tras un intenso proceso que incluyó dos convocatorias internacionales abiertas con temática libre. "Hicimos un llamado abierto, libre e internacional, buscando que de ese llamado no sólo emergieran los temas que están en discusión en la escena contemporánea, sino también tomar contacto con artistas que de otra manera no hubiéramos conocido", detalló.

Por último, la directora artístico-académica destacó la importancia de salir del molde tradicional de curaduría para incluir a un público más amplio: "La posibilidad de encontrar otras vías para que el mundo del arte contemporáneo no quede restringido a un circuito de elite, sino que pueda interpelar a un conjunto más amplio de la sociedad".